Esmerilados

El vinilo esmerilado es ideal para darle privacidad a tus ambientes sin perder el paso de la luz. Se puede aplicar fácilmente sobre ventanas, puertas, mamparas de baño y muchas superficies más.

  • Es fácil de colocar.
  • Resiste el agua y la humedad.
  • Protege la superficie de manchas y rayones.
  • No deja residuos al retirarlo.
  • Ofrece mayor seguridad en caso de que se rompa el vidrio.

¿Cómo se coloca el vinilo esmerilado?

  • Limpiá el vidrio dejándolo libre de polvo, restos de pintura o adhesivos de calcos.
  • En un pulverizador mezclá agua con 3 gotitas de detergente y rociá tanto el vidrio como la zona adhesiva del vinilo. Es importante cubrir con bastante agua toda la superficie para que el vinilo pierda momentáneamente el efecto autoadhesivo.
  • Colocá el vinilo en el vidrio. Si quedó arrugado o torcido podes despegarlo suavemente y volver a colocarlo. El uso del agua permite levantar o mover el vinilo hasta que quede en la posición correcta.
  • Repasalo con una espátula para retirar el agua y una vez que el vinilo esté completamente seco, quedará adherido por completo.

¿Es fácil colocar un vinilo?
Si bien la  idea es que te animes a hacerlo solo, también ofrecemos el servicio de colocación a domicilio en La Plata, Capital Federal y alrededores.

¿Cuanto tiempo dura?
En interiores la durabilidad es ilimitada y en exteriores el material tiene una garantía de 5 a 7 años según el fabricante.

¿Como se quita?
Simplemente comenzá a despegarlo desde un extremo. Si está muy adherido, podés ayudarte aplicando calor con un secador de pelo.