heladeras y paredes con vinilos

Un comedor ambientado con vinilos para estimular a los empleados

La diseñadora gráfica Car Pintos creó una tipografía especial (hand lettering) para ambientar el comedor de Hipotecario Seguros, en Puerto Madero. 

El objetivo: que los empleados encuentren un espacio para hacer una pausa en el trabajo. 

 

Almorzar en el ámbito laboral suele convertirse en un trámite. Desplazar el teclado y, con suerte, hacer un lugarcito para acomodar un plato es lo máximo que se puede lograr en una oficina. 

dibujando letras

Pero hay casos excepcionales. Compañías que deciden dar un paso y generar un espacio amable, cómodo y ambientado para que los empleados se relajen y disfruten su almuerzo.

lettering

Mucho más que un simple comedor.

Es el caso del Hipotecario Seguros, que funciona en el Edificio República, de César Pelli. Luego de la mudanza a Puerto Madero, las autoridades del área de comunicaciones de la compañía decidieron convertir el comedor «en mucho más que un lugar de comida» teníamos la visión de un espacio que funcionara para hacer una pausa dentro de nuestra rutina diaria, que motivara el encuentro informal, el diálogo y la confianza.

vinilo decorativo cocina

Buscábamos un diseño fresco, de líneas simples y sueltas que nos ayudara relajarnos y desconectarnos. Y pensamos en el trabajo de Car Pintos, señalan Ana Julia de Pedro y Luciano Torres, de la Gerencia de Estrategia Comercial.

letras en vinilo para el comedor

Factor sorpresa...

Sin que los empleados supieran, el trabjo se realizó durante un fin de semana. Y el lunes, a primera hora, les dejaron un mensaje delante de sus computadoras, invitándolos a tomar un desayuno.

Cuando vieron la intervención se sorprendieron mucho. Y de esta forma arrancamos la semana con otra energía. A futuro, esperamos continuar con esta línea estética para poder generar un clima especial en cada uno de los espacios», concluye de Pedro.

frases en vinilo

El trabajo de diseño consistió en crear letras y dibujos con un ritmo dinámico y fluido. La diseñadora gráfica trabajó en papel y luego volcó la tipografía (hand lettering) al vinilo.

colocando vinilos

Respetando la paleta de la compañía, azul y un toque de rojo, Car Pintos creó en función de que los empleados encontraran un lugar para charlar y, sin salir de lo institucional, se siguieran reconociendo en la empresa.

colores institucionales

La ilustradora buscó romper con las estructuras, por eso le aplicó color desde sus letras a las paredes y las columnas. «Los ventanales no los toqué, para no interferir las visuales al río», señala. «Pensé en los instantes de charlas, distensión entre compañeros de trabajo», dice. 

vinilo decorativo cocina

Palabras claves.

Así, ubicó frases como el café me inspira o una pausa para disfrutar. O palabras sueltas: jugar, disfrutar, compartir. Estímulos visuales que saltaron al vinilo aplicados por ojodepez estudio. «Ojalá que ahora tengan más ganas de encontrarse y compartir un momento de pausa», señala Car Pintos.

heladeras y paredes con vinilos

La diseñadora gráfica que se graduó en la FADU UBA con honores, dice que gracias a las clases de la cátedra Longinotti «se despertaron en mi las ganas de jugar con la caligrafía, plumas y tintas. Experimenté un par de años y hoy tomo clases de caligrafía para hacer que mis letras se vean más bellas», agrega. Algunos de sus trabajos fueron expuestos en el Centro Cultural San Martín, Centro Cultural Borges y la Alianza Francesa (Buenos Aires). Además, ganó el concurso de diseño de afiche del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Fuente: Clarin ARQ

¿Te gustó el post? Comparte el conocimiento!

2 pensamientos sobre “Un comedor ambientado con vinilos para estimular a los empleados”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *